Por qué es bueno registrar la jornada laboral de los trabajadores.

Cuando hablamos del registro de la jornada laboral muchas empresas en lo primero que piensan es en el concepto HORAS EXTRAS.

En España, por ley, no se pueden hacer más de 80 horas extras al año. Tendrán consideración de horas extraordinarias cada hora de trabajo que se realice sobre la duración máxima de la jornada ordinaria.

A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente. No se computarán a estos efectos las que hayan sido compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización.

Hay que poner énfasis en el concepto remuneración y añadir un nuevo término: compensación. Como se puede observar, el trabajador de común acuerdo con la empresa podrá realizar hasta un máximo de 9 horas diarias de trabajo y acordar entre ambos la fórmula de compensación, bien a través de una remuneración económica (hora cuantificada) o con un periodo de descanso igual al exceso de tiempo invertido (horas no cuantificadas).

El registro de la jornada laboral permite a la empresa conocer el tiempo de trabajo extra que cada uno de sus trabajadores ha realizado y proponer las medidas compensatorias que la permitan, en primer lugar adecuarse a la normativa vigente y en segundo lugar establecer criterios de conciliación laboral-familiar más acordes a las necesidades de los trabajadores. Por el contrario, las empresas en los que los procesos de información y compensación nos son claros y equilibrados, son proclives a tener problemas de clima laboral y por lo tanto a que el número de denuncias ante la Inspección de Trabajo aumenten.

La propuesta de ley presentada en el Congreso de los Diputados, referida al registro de la jornada laboral de todos los trabajadores, y las modificaciones referidas a la posibilidad de que los trabajadores con contratos parciales puedan hacer horas complementarias, Art. 12.1 del Estatuto de los Trabajadores, están dirigidas no a que los trabajadores no puedan hacer horas extra sino a establecer los criterios básicos de transparencia y compensación.