¿Veremos pokemons en el banco?

Vaya donde vaya veo gente de cualquier edad y condición buscando Pokemons. Me pregunto si John Hanke, cuando creó el juego, pensaba en un público objetivo o está asombrado como yo, de la repercusión que está teniendo. He visto a niños de diez años cazando Pokemons con sus abuelos, cada uno con su móvil, por supuesto, y con una estrategia y competitividad, que sería la envidia de cualquier General del Ejército.

Normal que haya grandes empresas pensando en cómo sacarle partido. En Japón, McDonald’s ha esponsorizado a las criaturitas a cambio de que se cuelen en sus tiendas y así conseguir más clientes entre los pobres cazadores.

Me pregunto si podría llegar el caso en que algún gran banco también se planteara patrocinar a estos bichejos. Se me ocurren ideas como: tráenos tu nómina y te aumentamos los puntos de experiencia. O, por cada 100 euros de tarjeta de crédito, consigue un caramelo. O que al hacer una operación en el cajero, aparezca un Pokemon para cazar … Parece una locura, pero si unimos el éxito de este videojuego con la tendencia en los clientes de Banca, a los que es cada vez más costoso mantener, podríamos tener un tándem genial. A las cifras me remito:

-          21 millones de usuarios activos diarios sólo en Estados Unidos. De los que se sabe dónde están, donde se mueven, de los que se puede crear un perfil….

-          33 minutos de media jugando al día. Un espacio publicitario mejor que Facebook, que tiene una media de conexión de 22 minutos al día.

La reflexión es: ¿deben los Bancos restringirse a ofertas en sus propios productos o quizás deberían fijarse más en el mundo exterior y fidelizar o atraer clientes con otras ofertas más imaginativas? Si ha funcionado el reclamo de la batería de cocina o la televisión de plasma por abrir una cuenta, qué no podría hacer Pikachu.

Ahora bien, en el caso de que la idea funcionara, ¿están los Bancos preparados para integrarla? Habría que conectar con sistemas externos, modificar el CRM, preparar un on boarding moderno y ágil… Si los Bancos quieren aprovechar todas las oportunidades que puede ofrecer el mundo exterior, han de conseguir ser más ágiles en sus desarrollos e implantaciones. Si no, es posible que cuando quieran regalar los caramelos, al cazador se le hayan caído ya todos los dientes.

En Vector podemos ayudarles a integrar este tipo de ofertas en sus productos, gracias a nuestros acuerdos con plataformas on Cloud (que permiten estos desarrollos e integraciones ágiles, seguros y robustos) y nuestra experiencia en desarrollos basados en metodologías ágiles.