La interrupción digital y la era cognitiva están impulsando a las organizaciones a replantearse los límites que delimitan a las industrias y a los sectores tradicionales. La computación cognitiva y la IA aumentan las capacidades humanas y ayudan a generar ideas para que las organizaciones actúen y respondan a un mercado que está en constante cambio.

Más que nunca, las organizaciones deben reinventarse y evaluar sus posiciones competitivas dentro de los ecosistemas en evolución, explorando nuevas maneras de trabajar.

Ventajas de la computación cognitiva en las empresas

La computación cognitiva tiene posibilidades casi infinitas de mejorar los procesos y funciones empresariales. Esta no sólo hace que las operaciones sean más simples, mejoradas y rentables, sino que también puede conseguir que las nuevas formas de innovación amplíen las oportunidades de ingresos.

Mientras que el análisis tradicional puede proporcionar información basada en datos, la computación cognitiva convierte estas ideas y datos en recomendaciones. Puede entender la información no estructurada, como las imágenes, el lenguaje natural y los sonidos encontrados en libros, correos electrónicos, tweets, blogs, archivos de audio y video.

Es más, los sistemas cognitivos pueden razonar a través de los datos para desbloquear el significado, aprender iterativamente para potenciar acciones más informadas, e interactuar para disolver las barreras entre los seres humanos y las máquinas. En última instancia, estas capacidades pueden alimentar experiencias de usuario únicas y esenciales.

Una nueva guía de gastos de IDC encontró que el gasto global en plataformas cognitivas subirá de alrededor de 3 mil millones de dólares en 2016 a más de 31 mil millones de dólares en 2019.

La importancia de la computación cognitiva

Por esto y por muchas otras ventajas es que el 73% de los CEOs globales, encuestados para un estudio de IBM, dijeron que la computación cognitiva jugará un papel muy importante de cara al futuro en sus organizaciones.

Según el estudio de IBM, el 50% de los CEOs encuestados dijeron que estaban planeando adoptar la computación cognitiva para 2019, y el 15% dijeron que creen que habrá un 15% de retorno de la inversión de sus iniciativas cognitivas.

Áreas en las que invertir en computación cognitiva

Es evidente que la inversión en computación cognitiva se espera que produzca una ventaja competitiva significativa, además de los retornos financieros. Sin embargo, hay ciertas áreas en las que los CEOs encuestados del estudio de IBM están dispuestos a invertir más en computación cognitiva, y áreas en las que se invertirá menos.

Fuente: Vecdis

Atomian y su software de computación cognitiva

Existen muchas empresas que actualmente están utilizando la tecnología cognitiva, Atomian es una de ellas.

Atomian es una empresa de investigación tecnológica, nacida en Barcelona, que se encarga de desarrollar y comercializar productos de software basados en computación cognitiva. Su software es capaz de transformar en conocimiento toda la información de una organización y dar respuestas en segundos a cualquier consulta en lenguaje natural.

Gracias a este software se puede reducir el tiempo empleado en el análisis de datos y en la preparación de los informes de las empresas, lo que supone un menor esfuerzo por parte de los profesionales.

Tal y  como dijo Miquel Montero, CEO y fundador de Atomian, “Atomian no solo mejorará la productividad de las personas en su lugar de trabajo, reduciendo tiempo y costes, sino que también promoverá un mundo en el que las personas tendrán más calidad de vida y tiempo para poder dedicarse a tareas más creativas e intrínsecamente humanas”.

Esta herramienta puede ser crucial y de mucha ayuda para las empresas, ya que podría ayudarles con la interpretación y la extracción  de datos. De hecho, el objetivo del software es humanizar los datos para devolver a las empresas el control sobre su información.