La tecnología está comenzando a remodelar los trabajos que la gente lleva a cabo, los coches que conducen, los procedimientos médicos que emprenden, y los juegos que juegan.

Y las empresas invierten cada vez más en tecnología, especialmente en Inteligencia Artificial, por la que las empresas, con sus inversiones, compiten para ser cada día más competitivas.

Según datos de un nuevo estudio de la consultora Tata Consultancy Services, líder mundial en servicios de TI, consultoría y organización de soluciones empresariales, el 84% de las empresas ven el uso de la IA como esencial para seguir siendo competitivas y están utilizando IA en sus negocios, y el 50% considera a esta tecnología como transformadora para sus negocios.

El estudio demuestra el profundo efecto e impacto que tiene actualmente la Inteligencia Artificial (IA) y que tendrá en un futuro, en las empresas de todo el mundo. En la encuesta participaron 835 ejecutivos de 13 sectores industriales mundiales de cuatro regiones del mundo, Norteamérica (43%), Europa (30%), Asia-Pacífico (20%) y América Latina (7%).

Sin embargo, según el estudio, el considerar que la IA es importante para una empresa no se traduce en grandes inversiones ya que muchas empresas que creen y saben que la IA puede tener muchos beneficios para su negocio, no invierten en ella. Empresas como Toyota que han declarado públicamente que realizarán grandes inversiones en IA, son la excepción.

Utilizar la IA para mantenerse competitivas

Más de cuatro de cada cinco empresas consideran que la IA es esencial y casi la mitad la ven como una tecnología transformadora. De este número la gran mayoría de las empresas (84%) están utilizando IA y el 62% consideran que la tecnología es importante para ser competitivas de cara a 2020.

En 2020, las empresas proyectarán casi la mitad de sus inversiones en IA (48%), inversiones que se destinarán a transformar su negocio, no simplemente para mejorar el status quo.

Aumento de las inversiones en IA

Sólo unos pocos están haciendo inversiones audaces en Inteligencia Artificial actualmente, lo que puede desencadenar un desequilibrio competitivo el día de mañana. Sólo una minoría de las empresas planeó hacer inversiones importantes en esta tecnología en 2016.

Mientras que el gasto promedio en 2016 se esperó que fuera de $67 millones por empresa encuestada, la media esperada fue de sólo de $3 millones. Incluso algunas de las compañías más grandes encuestadas planeaban invertir muy poco. Por ejemplo, el 57% de las empresas con ingresos de entre $20 mil millones y $50 mil millones gastaron menos de $20 millones en IA en 2015.

Los gastos más altos en IA son de empresas norteamericanas y europeas, el promedio de gastos de IA de las empresas norteamericanas fue de 80 millones de dólares en 2015, el más alto de las cuatro regiones, seguido de las empresas europeas, con un gasto de 73 millones de dólares.

Pero en 2016, la empresa europea encuestada previó que la empresa norteamericana pasaría de $80 millones de dólares a $64 millones. Sin embargo, el 8,5% de las empresas norteamericanas planearon gastar al menos 250 millones de dólares en 2016 en iniciativas de IA, frente al 6,5% de las empresas europeas.

K Ananth Krishnan, Directora de Tecnología en TCS, dijo que “mientras que las empresas comienzan a obtener un mejor entendimiento de la aplicación de la IA para el negocio, se darán cuenta del impacto significativo de esta fuerza transformativa. Esto se refleja en nuestro Estudio de Tendencia Global, el cual muestra que las empresas que piensan hacia el futuro están comenzando a hacer grandes inversiones en IA. Dada la creciente disrupción digital a través de cada industria y en el sector público, la IA debería convertirse en un componente clave e integrado de la estrategia de las organizaciones”.

Áreas por las que se extiende la IA

Al explorar los puntos de vista de los encuestados y las acciones de los responsables de toma de decisiones en empresas globales con ingresos promedios de $20 mil millones de dólares, el estudio de Tata Consultancy reveló que la IA se está extendiendo a través de casi todas las áreas de las empresas. Los que más adoptan IA en la actualidad son los departamentos de TI, con dos-tercios (67%) de los encuestados utilizando Inteligencia Artificial para detectar intrusiones de seguridad, problemas de usuarios y para entregar automatización.

Sin embargo, para el 2020, casi un tercio (32%) de las empresas creen que el impacto más grande de la IA será en ventas, marketing o servicio al cliente, mientras que uno de cada cinco (20%) considera que el impacto más grande de la IA será en funciones corporativas no dirigidas al cliente, incluyendo finanzas, planeación estratégica, desarrollo corporativo, y recursos humanos.

Captura3

La IA ayuda a hacer un trabajo mejor

La IA está ayudando a los empleados a hacer un trabajo mejor, y a las empresas a hacer el trabajo que antes no podían, por lo que la IA está impactando en el lugar de trabajo como una fuerza suplementaria importante para los próximos años.

Lo que se está haciendo con IA en once funciones clave del negocio es una mezcla de automatizar, ayudar a los empleados y hacer un trabajo que nadie había hecho antes en la organización, por ejemplo, automatizar las respuestas de rutina a las preguntas de los clientes, orientar a los representantes de los servicio sobre cómo resolver los posibles problemas de los clientes, y anticipándose a las futuras compras de los clientes y presentando automáticamente ofertas (permitiendo un trabajo que la compañía no hizo antes).

Con referencia al constante debate acerca del impacto de la IA en los empleos, el estudio de Tata Consultancy Services destaca que la tecnología producirá muchos nuevos puestos de trabajo, al igual que la automatización de puestos de trabajo. Si bien varía según la función del negocio, los ejecutivos predicen que la IA dará lugar a una pérdida neta de puestos de trabajo en cada función para el año 2020 entre el 4% (por ejemplo, en I + D) y el 7% (por ejemplo, en compras).

La_disposicion_de_los_consumidores_a_interactuar_con_AI_en_diferentes_contextos

Sin embargo, las empresas con los mayores ingresos y las mayores mejoras en los costes en 2015 creen que será necesario al menos tres veces más puestos de trabajo nuevos en cada función para el 2020, en comparación a las empresas con los menores ingresos relacionados a IA y mejoras en costes en 2015.

La IA ya se está utilizando para automatizar algunos procesos e impulsar las eficiencias, ayudar a los empleados a ser más productivos y a dedicar más tiempo a las necesidades de negocio más estratégicas, y crear nuevos trabajos y servicios que no eran posibles en el pasado.

Factores más importantes para la generación de beneficios

Los ejecutivos encuestados que participaron en el estudio a través de todas las regiones y sectores calificaron cuatro principales factores como los más importantes para que la Inteligencia Artificial gane aceptación general e impulse beneficios a posibles violaciones de seguridad y amenazas hacia la seguridad de sus sistemas. Casi 7 de cada 10 empresas  (68%) utilizan actualmente IA para detectar y prevenirse en el futuro de estas amenazas.

  • Hacer que los sistemas de IA sean seguros contra la piratería informática.
  • Desarrollar sistemas que aprendan continuamente por su cuenta para tomar mejores decisiones.
  • Desarrollar sistemas que tomen decisiones confiables y seguras.
  • Lograr que los empleados y gerentes confíen en lo que la IA les aconseja hacer.

Los dos primeros, por supuesto, son enormes desafíos técnicos, mientras que el tercero es en gran medida sobre la codificación del conocimiento humano adecuado para un sistema de IA en particular. El cuarto factor es convencer a la gente de que un ordenador puede tomar mejores decisiones en un problema de negocio específico.