Cuando “La Nube” fue presentada al mercado, la gente se mostró bastante escéptica por el hecho de que todos tendrían acceso a todos sus archivos más privados. Pero ahora, todo el mundo utiliza el almacenamiento en la nube, desde dispositivos móviles a sistemas de videojuegos y desde grandes corporaciones a pequeñas empresas locales. La mejor parte es que cada año que pasa, el cloud computing se vuelve cada vez más escalable.

El mercado cloud sigue aumentando

La continua demanda está impulsando la adopción de servicios de infraestructura en la nube. Los ingresos aumentarán drásticamente para los grandes proveedores de nube pública.

Forrester prevé que los ingresos de los servicios de nube pública, combinados con el software como servicio (software-as-a-service), crecerán a una tasa anual del 22% entre 2015 y 2020, alcanzando los 236 mil millones de dólares.

En lo que respecta a las cifras financieras, la consultora Canalys dijo que el sector de infraestructura en la nube cerró el Q4 de 2016 con unos ingresos de 10.300 millones de dólares, lo que supone un avance interanual del 49 por ciento.

Además, la consultora prevé que el mercado alcanzará los 55.800 millones de dólares en 2017, lo que representa un crecimiento del 46% respecto al valor total de 38.100 millones de dólares en 2016.

La firma de VC North Bridge prevé que la plataforma como servicio verá el mayor crecimiento (33% de CAGR), seguido por software como servicio (19%) e infraestructura como servicio (18%).

Nuevas oportunidades de la cloud para el 2017

Cada nuevo año trae muchas nuevas oportunidades, especialmente en tecnología, y en lo que respecta a la nube se espera que este año traiga nuevas mejoras e innovaciones, además de que seguirá teniendo un crecimiento continuo.

El siguiente gran cambio que se espera, según CloudTweaks, es la instalación de estructuras de IT completas en la nube, que eliminará la necesidad de almacenes físicos extensos de servidores y otros componentes electrónicos. Este ha sido un objetivo primordial desde que se introdujo el cloud computing y muchos especulan que este podría ser el primer gran paso hacia la próxima era, no sólo en las aplicaciones de almacenamiento informático, sino también en los sistemas informáticos.

Además, a medida que más industrias busquen maneras de reducir los costes operativos y cambiar los métodos de intercambio de información entre los departamentos, incluso las industrias más adversas a la tecnología integrarán parcialmente la nube en sus necesidades diarias, si no completamente.

Por otro lado, según un estudio de Intel Security, el número de organizaciones que utiliza la nube privada ha caído del 51% al 24% en el último año, mientras que el uso de nubes híbridas ha aumentado del 19% al 57 %, por lo que se espera que este año haya un aumento considerable de nubes híbridas (Hybrid Clouds).

Las nubes híbridas están diseñadas específicamente para proteger el back-end de los datos de una empresa y, al mismo tiempo, proporcionar a otros interesados el acceso a algunos de esos datos. Con un sistema de nube híbrida, una empresa puede introducirse en un sistema de nube de un tercero sin el temor de que sus datos queden expuestos.

Además, servidores, almacenamiento y software están siendo construidos para un mundo de nubes híbridas que está avanzando rápidamente hacia soluciones cognitivas hechas por sistemas informáticos que pueden entender, aprender y razonar.

En 2017, las soluciones cognitivas entregadas a través de la nube continuarán impulsando nuevas experiencias y transformando industrias enteras, desde industrias de servicios financieros y minoristas hasta la sanidad y aerolíneas.

También hay que mencionar que uno de los avances tecnológicos más emocionantes de los últimos años es la llegada de blockchain, la primera plataforma global para transacciones empresariales y personales. Éste está trayendo la confianza a la era digital a través de la nube.

Cada vez más empresas y organizaciones están eligiendo blockchain en la nube, y esta tendencia continuará en 2017. De hecho, se estima que la aplicación de blockchain a las cadenas de suministro globales podría generar más de 100 mil millones de dólares en eficiencias anuales. Los mejores sistemas se construyen a escala, ampliamente accesibles y consumibles como APIs o soluciones en la nube.

El cloud computing sin servidor está eliminando la complejidad y el coste para el desarrollo de aplicaciones. La computación sin servidor está siendo utilizada por los desarrolladores de servidores físicos y virtuales para ejecutar aplicaciones completamente invisibles.

Esta tecnología, entregada en la nube, está comenzando a desencadenar ventajas competitivas que cambian el juego para las organizaciones tanto grandes como pequeñas. En 2017 habrá más empresas que aprovecharán sus muchos beneficios, incluyendo la reducción de los tiempos de desarrollo y costes más bajos.

Las empresas apuestan fuerte

A medida que la nube continúa expandiéndose, se puede esperar un sistema mucho más eficiente de administración de datos que continúe reduciendo los costes al tiempo que aumenta la eficiencia.

Las grandes empresas están apostando fuerte por la nube, y lo seguirán haciendo este año. Amazon Web Services es el mayor proveedor de infraestructura cloud, según la consultora Canalys que basándose en sus datos Amazon Web Services (AWS) controla un 33,8% del dominio del mercado cloud.

Los tres competidores de Amazon, Microsoft, Google e IBM, alcanzaron entre las tres un 30,8 por ciento de cuota de mercado, un dato que implica que el resultado de AWS está por encima de la suma acumulada de sus máximos rivales.

Por otra parte, Alibaba y Oracle tuvieron escasa relevancia el pasado trimestre, un período en el que solo lograron el 2,4 por ciento y el 1,7 por ciento, respectivamente.

Por su parte, Oracle ha ampliado las ofertas de integración de datos Oracle Cloud Platform con el lanzamiento de Oracle Data Integrator Cloud. Este nuevo servicio en la nube simplifica y acelera la integración de datos entre empresas para soportar análisis en tiempo real que permitan a las organizaciones tomar mejores decisiones de negocio.

Por otro lado, la compañía ha anunciado la ampliación de su portfolio de Internet de las Cosas (IoT) con cuatro nuevas soluciones cloud para ayudar a los negocios a aprovechar al máximo los beneficios de las cadenas de suministro digitales. Estas soluciones permiten a las empresas detectar, analizar y responder a las señales de IoT e incorporar esta visión en las capacidades existentes para evolucionar rápidamente el mercado.

Por otro lado, IBM ha decidido combinar machine learning y cloud computing de carácter privado en el lanzamiento de IBM Machine Learning, la primera plataforma cognitiva para la creación, entrenamiento y despliegue continuo de un alto volumen de modelos analíticos en la nube privada, que sería fuente de grandes almacenes de datos corporativos.

“El machine learning y el deep learning representan nuevas fronteras en analítica. Estas tecnologías serán fundamentales para la automatización del conocimiento a la escala de sistemas críticos y servicios cloud mundiales”, indica Rob Thomas, director general de IBM Analytics.

La seguridad en la nube

En el año 2016 se pudieron ver noticias de alguna importante violación de seguridad de IT que afectó negativamente a empresas, gobiernos o ciudadanos. E incluso a medida que más personas se están moviendo a la nube, las preocupaciones de seguridad siguen apareciendo.

Los ataques a la nube son una de las mayores preocupaciones de los responsables de seguridad para 2017. Según una encuesta realizada por Check Point Software Technologies el 93% de las organizaciones están preocupadas por la seguridad en la nube.

Check Point Software afirma que los centros de datos basados en la nube son un objetivo prioritario para el ransomware porque contienen información muy importante y lucrativa. Además, las soluciones de seguridad tradicionales no se adaptan a la naturaleza dinámica de estos centros de datos en la nube.

Y todo esto, junto con la escasez de habilidades en seguridad frena la adopción y el uso de servicios en la nube. Según un estudio realizado por Intel Security, a pesar de que la confianza en los servicios de la nube pública mejora año tras año, la escasez de habilidades en seguridad afecta al despliegue en la nube.

Así lo reconoce casi la mitad de las organizaciones encuestadas, que afirman que la falta de talento en ciberseguridad ha frenado la adopción o el uso de servicios en la nube, contribuyendo, en cierta medida, al aumento de las actividades asociadas al Shadow IT.

Por el contrario, el 36% reconoce que, aunque estén experimentando esa escasez de habilidades en ciberseguridad, continúan con sus actividades en la nube. Por último, sólo el 15% de los encuestados considera que no sufre escasez de talento en ciberseguridad.

La facilidad en la contratación de soluciones cloud ha supuesto que casi el 40% de los servicios en la nube se contraten sin tener en cuenta a los departamentos IT. Como consecuencia, la visibilidad de los servicios Shadow IT ha caído del 50% en 2016, a un 47% este año.

Además, el 65% de los profesionales IT piensa que este fenómeno está dificultando su capacidad para mantener la nube segura. Esta situación, en realidad, no es sorprendente si tenemos en cuenta la cantidad de datos sensibles que se guardan en la nube pública; más de la mitad (un 52%) de los encuestados asegura que ha detectado un malware a través de una aplicación SaaS en la nube.