Con el paso del tiempo se van generando cada vez más volúmenes de datos y también se afina la técnica para analizarlos y sacar, a partir de ellos, información de valor.

La rapidez con la que se generan estos datos es también cada vez mayor, y así lo afirma un estudio realizado por Allianz Global Investors que dice que más del 90% de los datos que existen en el mundo ha sido creado en un par de años, concretamente, en los últimos dos años. Allianz Global Investors afirma que la revolución del Big Data está apenas empezando y ya está cambiando la forma en que se ven y se solucionan los problemas.

“El dato es poder: es un activo estratégico que nos permite disponer de una visión 360 grados del cliente sabiendo su comportamiento, satisfacción, rentabilidad… Sin embargo, sólo se usa un 10% de toda la información disponible”, señaló Natalia Clavero, responsable para el mercado de energía en Minsait by Indra.

En 2025 se registrarán 10 veces más datos

Según un análisis de Seagate e IDC el mundo está experimentando un cambio fundamental, desde coches autónomos hasta robots, y desde asistentes personales inteligentes hasta dispositivos de domótica, todo ello transforma la forma en que se vive y se trabaja.

Y con ese cambio los datos se han vuelto imprescindibles en todos los aspectos de la vida humana a lo largo de los últimos 30 años. Han cambiado la forma en que la gente aprende y se entretiene, son el alma de la existencia digital. Esta existencia digital, definida por la suma de todos los datos creados, capturados y replicados en todo el planeta, está creciendo muy rápidamente.

Según el informe, para el año 2025 se habrán creado más de 163ZB de datos en el mundo, un dato que será 10 veces superior al registrado en 2016.

Las oportunidades ya parecen ilimitadas, al igual que el gran volumen de datos que crearán una gran variedad de dispositivos y servicios conectados. Desde redes eléctricas y sistemas de agua hasta hospitales, transporte público y redes de carreteras, el crecimiento de los datos en tiempo real es notable por su volumen y su criticidad ya que los datos son un elemento vital para el buen funcionamiento de todos los aspectos de la vida cotidiana, para los consumidores, los gobiernos y para las empresas por igual.

De hecho, IDC estima que para el año 2025, casi el 20% de los datos globales serán críticos para la vida cotidiana, y casi el 10% de éstos serán muy críticos.

Captura2

Sistemas incrustados

En períodos anteriores, el crecimiento de los datos se debió en gran parte al aumento de los ordenadores personales y al consumo de entretenimiento digital. Pero hoy en día existen más dispositivos para el consumo (PC, smartphones, videoconsolas y reproductores de música) que seres humanos, y todos estos dispositivos necesitan datos para poder operar.

Hoy en día, el número de dispositivos de sistemas incrustados (embedbed system) que alimentan a los centros de datos es inferior a uno por persona en todo el mundo, pero en los próximos 10 años, ese número aumentará a más de cuatro dispositivos por persona. Todos estos dispositivos integrados generan grandes cantidades de datos, que, a su vez, permitirán refinar y mejorar los sistemas y procesos de formas previamente inimaginables, y que alimentarán el crecimiento y el valor de las aplicaciones y los metadatos de Big Data, un ejemplo de ello sería Netflix.

Según el estudio de IDC, para 2025, los datos incrustados constituirán casi el 20% de todos los datos creados. Los datos de productividad provienen de un conjunto de plataformas informáticas tradicionales como los PCs, servidores, teléfonos y tablets,  en cambio, los datos incrustados provienen de una amplia variedad de tipos de dispositivos, incluyendo cámaras de seguridad, tarjetas chip, lectores RFID, infraestructura inteligente, coches, barcos, aviones, señalización digital, wearables, etc…

Todos estos dispositivos incrustados aumentarán radicalmente el nivel de interacción de la persona con los datos, cambiando la experiencia del usuario. Según IDC, se espera que la tasa promedio per cápita de interacciones basadas en datos por día se incremente 20 veces en los próximos 10 años a medida que los hogares, lugares de trabajo, electrodomésticos, vehículos y wearables se vayan habilitando.

Datos móviles y tiempo real

Estos aumentos en la conectividad colocan una prima en el acceso móvil y en las respuestas en tiempo real. El número de personas conectadas en todo el mundo creció cinco veces entre 2005 y 2015. Durante el mismo período, el uso de teléfonos móviles superó el uso de Internet a través de PC. Para el año 2025, los usuarios conectados representarán el 75% de la población mundial, incluyendo grupos previamente no conectados como los niños pequeños, los ancianos y las personas de los mercados emergentes.

Los datos móviles y los datos en tiempo real muestran ambos un fuerte crecimiento en los próximos años, según IDC. Cada vez más, los datos tendrán que estar instantáneamente disponibles siempre y dondequiera que alguien lo necesite. Las industrias de todo el mundo están experimentando una “transformación digital” motivada por estos requisitos. Para 2025, más de un cuarto de los datos creados en todo el mundo serán en tiempo real, y los datos de IoT en tiempo real representarán más del 95% de esto.

Sistemas de Inteligencia Artificial

La cantidad y la disponibilidad de datos permite a un nuevo conjunto de tecnologías, como el machine learning, el procesamiento del lenguaje natural y la Inteligencia Artificial (conocidos colectivamente como sistemas cognitivos) convertir el análisis de datos de una práctica poco común y retrospectiva en un impulsor proactivo de la decisión y la acción estratégicas.

IDC estima que para 2025, dos tercios de las firmas financieras globales integrarán datos cognitivos de terceros para mejorar la experiencia del cliente a través de ofertas de productos y servicios y protección contra fraudes.

Steve Luczo, CEO de Seagate dijo que “la oportunidad de que las empresas de hoy y los emprendedores de mañana capten el valor de los datos es tremenda, y nuestros líderes empresariales globales estarán explorando estas oportunidades durante décadas”.

Los sistemas cognitivos pueden aumentar considerablemente la frecuencia, la flexibilidad y la inmediatez del análisis de datos en una gama de industrias, circunstancias y aplicaciones. IDC estima que la cantidad de la esfera mundial de datos sometida al análisis de datos crecerá en un factor de 50 a 5.2ZB en 2025, y la cantidad de datos analizados que son “marcados” por los sistemas cognitivos crecerá en un factor de 100 a 1.4ZB en 2025.

Asimismo, el informe apunta que la automatización y las tecnologías máquina a máquina (M2M), harán que la creación de datos muestre un alejamiento de las fuentes tradicionales. Si bien la creación de datos en los últimos 10 años se ha caracterizado principalmente por un aumento del contenido de entretenimiento, la próxima década reflejará el cambio a la productividad.

[section label=”La seguridad como algo crítico” anchor=”La seguridad como algo crítico”]

La seguridad como algo crítico

Los cambios en las fuentes de datos, el uso y el valor y la cantidad de datos que se crean está cambiando el hecho de que los datos sean  impulsados por el consumidor a que sean impulsados por la empresa. En 2015, las empresas crearon menos del 30% de los datos, mientras que esta cifra será casi el 60% en 2025.

Todos estos datos de nuevas fuentes abren nuevas vulnerabilidades a información privada y sensible. Hay una brecha significativa entre la cantidad de datos que se producen hoy en día que requiere seguridad y la cantidad de datos que realmente se están asegurando, y esta brecha se ampliará.

Para el 2025, casi el 90% de todos los datos creados en la esfera mundial de datos requerirán algún nivel de seguridad, pero menos de la mitad serán asegurados.

La_disposicion_de_los_consumidores_a_interactuar_con_AI_en_diferentes_contextos3