La realidad virtual está cambiando la manera de consumir videojuegos y videos, la forma de hacer publicidad en las redes sociales, la forma de acceder a la educación y la asistencia sanitaria y también la forma en que se analizan los datos.

Por otro lado, Big Data es un término usado para describir los volúmenes de datos que generan constantemente cada firma digital. Sin embargo, no se trata solo de datos, se trata de descubrir el conocimiento y las perspectivas que se ocultan en esos datos. Toda esa información no sirve de nada si no se puedes extraer de ella un conocimiento útil de manera rápida y eficiente.

Los datos forman el núcleo de las estrategias formuladas por las empresas para saber qué quieren los clientes y qué hacen sus competidores. Existe una gran cantidad de diferentes tipos de datos que se pueden recopilar, se estima que al día se generan más de 2,5 quintillones de bytes de datos. Además, se espera que para 2020 se crearán 1,7MB de datos cada segundo para cada persona en la tierra.

La visualización

La visualización es el puente entre la información cuantitativa de los datos y la intuición y comprensión humanas. La visualización tradicional, limitada a una pantalla plana, es inherentemente limitada. Pero las estructuras complejas que pueden existir en tres o más dimensiones se pierden cuando se proyectan en una pantalla de menor dimensionalidad.

Aquí es donde entra en juego la realidad virtual. Esta tecnología hace mucho más que simplemente agregar una dimensión adicional a una pantalla de datos. Cuando la información se muestra en un espacio 3D se puede navegar fácilmente, además de codificar y comprender varias dimensiones de datos mediante el uso de colores, formas, transparencias, animaciones, etc.

Un ejemplo de ello es la primera plataforma creada por Virtualitics, que fusiona Inteligencia Artificial, Big Data y Realidad Virtual.

La realidad virtual y los datos

La visualización de datos en realidad virtual y realidad aumentada podría ser el próximo gran caso de uso para estas tecnologías. Ahora mismo aún está en sus inicios, sin embargo, los recientes ejemplos de visualizaciones de datos en 3D ya sugieren grandes cambios en la forma en que se interactúa con los datos.

Actualmente el mercado de la realidad virtual ha alcanzado los 1.360 millones de dólares y se espera que supere los 2.970 millones de dólares en 2023 a una CAGR del 16.96%.

La presentación de datos en 3D y la colocación de un usuario en una simulación 3D permite procesar la información más rápido y retenerla por más tiempo. La naturaleza inmersiva de la realidad virtual, combinada con la presentación más natural de la información en la realidad virtual, permite al usuario aumentar la cantidad de datos que procesan.

Recientemente, por ejemplo, la compañía Genesys, ha realizado experimentos, en los que ayuda a otras empresas a optimizar su experiencia de servicio al cliente, con la implementación de la realidad virtual y aumentada.

Por otro lado, una aplicación obvia de los beneficios de la realidad virtual proviene del mundo de la ciencia. Actualmente, hay demasiadas revistas científicas para que el investigador promedio se mantenga actualizado.

La RV permite que un científico se sumerja en el mundo de estas publicaciones, extraiga la información relevante para una investigación particular y responda a las sutiles manipulaciones de las variables individuales para ver los posibles resultados, permitiéndoles además realizar referencias cruzadas de datos de una manera sin precedentes en la historia de la humanidad.

La RV tiene la capacidad de alterar cualquier industria en la que se genere una gran cantidad de información de una manera que las mentes humanas no puedan envolver por completo para tomar una decisión informada sobre un resultado.

Los inconvenientes

Uno de los grandes golpes contra la realidad virtual es que ahora mismo es en gran medida una experiencia para un solo usuario. En la era de la tecnología social, eso es un gran obstáculo.

Sin embargo, la visualización de datos es una gran oportunidad para que los desarrolladores creen y vendan experiencias de realidad mixta de múltiples jugadores. Una de las empresas líderes en el espacio es Virtualitics, como se ha comentado con anterioridad, la cual ofrece conjuntos de datos 3D que varios usuarios pueden experimentar y manipular al mismo tiempo.

Según uno de los líderes de la compañía:

“El entorno de colaboración en 3D vincula los datos con el reconocimiento natural de patrones humanos para descubrir relaciones multidimensionales, extrayendo conocimiento procesable que no puede ser descubierto por ningún otro medio”.

Virtualitics también incorpora datos geoespaciales en mapas 3D inmersivos. Por ejemplo, los datos sobre la valoración global de la compañía en todo el mundo para un subconjunto del mercado, la actividad sísmica histórica en el Océano Pacífico o la volatilidad de los precios para varias compañías se pueden proyectar en un globo terráqueo, creando representaciones que se basan en elementos táctiles visuales conocidos para datos terrestres.

En ambos casos, las visualizaciones se pueden compartir de forma rápida y sin problemas en una organización. Ya que los datos pueden “escapar” de los silos tradicionales y llegar usuarios que toman las decisiones de manera más sencilla.

Otra empresa, DataView VR, se está inclinando hacia el aspecto colaborativo al potenciar presentaciones de datos inmersivas. Cualquier persona que vea la presentación puede centrarse en la combinación de esas dimensiones y reconocer visualmente los patrones. Las dimensiones que se encuentran cerca pueden agregar nuevos conjuntos de datos, nuevas variables y trabajar conjuntamente para comprender realmente toda esa información.

De manera similar, una empresa llamada 3Data ofrece herramientas para crear potentes proyecciones de datos de RA en entornos del mundo real que los grupos de trabajo pueden usar para colaborar. Ofrece un espacio de reunión virtual donde los equipos laborales distribuidos pueden reunirse y ver y trabajar en las proyecciones de datos como si estuvieran el mismo espacio.

Conclusiones: ¿Qué deparará el futuro?

Aunque gran parte de su uso se limita a los videojuegos y las aplicaciones kitsch, la capacidad de proyección de la realidad aumentada se puede aprovechar para visualizaciones de datos potentes.

La intersección de la realidad virtual y la realidad aumentada con Big Data representa una oportunidad creativa increíble. La comunicación visual y la visualización de datos empezaron a ganar reconocimiento como un arte en los años 90 y principios de los 2000, y se espera que siga avanzando en un futuro.

Sin embargo, es importante comprender que, a pesar de todas las promesas y posibilidades, falta todavía tiempo para que esta unión entre tecnologías se haga realidad en el mundo de la visualización de datos a nivel laboral. La realidad virtual parece prometedora como el futuro de la visualización de datos, pero las empresas y el mundo académico tienen un largo camino por recorrer antes de emplearlo.

A nivel experto, las líneas entre lo real y lo falso seguirán siendo borrosas, lo que significa que los profesionales de la realidad virtual tendrán que trabajar incansablemente para obtener apoyo de los consumidores que inicialmente pueden desconfiar del uso perjudicial que se pueda dar a la tecnología. No obstante, a pesar de estos temores, tanto la realidad virtual como la realidad aumentada tienen un futuro brillante por delante en gran parte gracias a la forma en que los datos masivos ayudan a transformarlo de una fantasía en una realidad empresarial práctica.