Hyperloop, el sistema de transporte del futuro

Todo comenzó en 2013, Elon Musk hizo un resumen del proyecto describiéndolo como “es una mezcla de un Concorde, un cañón de riel y juego de hockey de mesa”. La idea en realidad de Hyperloop era un medio de transporte con cápsulas que viajen dentro de un tubo y que recorran largas distancias en poco tiempo.

El proyecto nació por el descontento de Musk respecto al raíl de alta velocidad que se está construyendo en California, “La única opción para un transporte súper rápido es construir un tubo sobre o bajo el suelo que contenga un ambiente especial”, dijo Musk al respecto. Prometió una alternativa económica –un coste de 6000 dólares para un trayecto entre San Francisco y Los Ángeles– y veloz, ya que, con Hyperloop el trayecto pasaría de seis horas en coche a tan sólo 35 minutos.

El resultado es Hyperloop, un sistema de transporte basado en cápsulas –de 1,35 metros de anchura, 15 metros de longitud y 1,1 metros de alto–, que levitan dentro de túneles a baja presión, con un compresor de aire en la parte delantera para detener posibles consecuencias de la velocidad como el efecto de la compresión por corrientes. El Hyperloop llegaría a alcanzar los 480, 890 o 1220 kilómetros y, para ello, sus cápsulas tendrían integrados motores eléctricos en línea.

En un documento publicado en agosto de 2013, Musk escribió que “Los autores animan a todos los miembros de la comunidad a contribuir al proceso de diseño de Hyperloop”. A partir de ahí, se han generado concursos relacionados con Hyperloop, ya que el proyecto estaba planteado de tal manera que el feedback fuera bienvenido, prestándose a multitud de revisiones.

De manera que ingenieros, estudiantes y empresas hicieron sus propuestas. En 2016 se celebró una de las competiciones, donde se presentaron 124 prototipos de cápsulas. Como primer puesto quedó el equipo del MIT y se seleccionaron 22 propuestas para ser provadas en las instalaciones de Hyperloop.  Este año fue la Competition Weekend I, cuyos ganadores fueron el equipo holandés de la Universidad de Delf, la Técnica de Múnich y, de nuevo, el equipo del MIT. Próximamente habrá otra competición: Hyperloop Pod Competition, que buscará lograr la máxima velocidad.

Cada vez más cerca gracias a Hyperloop One

Hay que tener en cuenta que el desarrollo del proyecto lo está llevando a cabo tres empresas: Hyperloop One, co-fundada por Josh Giegel y Shervin Pishevar, Hyperloop Transportation Technology, co-fundada por Dirk Ahlborn y Bibop G. Gresta, y Transpod, co-fundada por Sebastien Gendron y Ryan Janzen y la más reciente, Transpod.

De entre ellas, Hyperloop One es el player más grande. Su prototipo, el XP-1, el pasado mayo realizó la primera prueba de sistema completo, viajando la cápsula 4,5 veces más y alcanzando velocidades 2,7 veces más rápidas y 3,5 veces más de potencia. Y, el pasado 29 de julio, el prototipo alcanzó una velocidad record de 192 mph por un tubo de 500 metros de largo en el desierto de Nevada, mediante la levitación magnética.

Los últimos meses, los fundadores de Hyperloop One han estado viajando por diferentes partes del mundo, fundamentalmente fuera de Estados Unidos. A pesar de realizar la pista de pruebas en Nebada, los centros de Hyperloop One se encuentran en Emiratos Árabes Unidos, Finlandia y Suecia, Holanda, Suiza, Moscú y el Reino Unido.

De hecho, entre sus planes están las siguientes rutas por la Unión Europea:

  • Córcega – Cerdeña: 451 km
  • Estonia – Finlandia: 90 km
  • Alemania: 1.991 km
  • Polonia: 415 km
  • España – Marruecos: 629 km
  • Holanda: 428 km
  • Reino Unido: Conector norte-sur: 666 km
  • Reino Unido: Arco norte: 545 km
  • Reino Unido – Escocia – Gales: 1.060 km

Pishevar explicó que “Hyperloop ya está en funcionamiento. Ahora, para su comercialización, hemos iniciado conversaciones con gobiernos de todas partes del mundo”.

Aun así, algunos de los mayores retos que se plantea esta tecnología totalmente nueva es que se ha de construir desde cero sin ninguna de las concesiones de derechos de paso, adquisiciones de tierras o aprobaciones regulatorias que otros modos de transporte, como el ferrocarril, disfrutan actualmente. El ingeniero Josh Geigel dice que Hyperloop One está tratando de superar desafíos tales como conseguir lista de agencias públicas y players, la construcción de las estaciones, además de investigar como abaratar el servicio.

El siguiente paso que espera dar Hyperloop One es aumentar la velocidad hasta alcanzar la máxima de 250 mph en la actual longitud de 1620 pies de pista. Así como, aumentar la seguridad para los pasajeros, tratando de cargar el hyperloop sin romper el estado de vacío, así como, que funcionen los sistemas de protección ante seísmos.

“En realidad estamos empezando a instalar el concepto de una esclusa, de modo que tendremos una forma de entrada y salida para cargar la cápsula, que luego informará el diseño de la estación y otras partes del sistema en general”, dijo Lloyd, CEO de Hyperloop One. “El siguiente gran paso es la esclusa, y el desarrollo de algunas de las tecnologías principales”.

Las siguientes pruebas técnicas se dirigirán a la añadirle extensión a la pista de pruebas. De acuerdo con el equipo de Hyperlood One, se necesitarían 2000 metros más de pista de manera que sea capaz de alcanzar una velocidad máxima teórica de 700 mph.

“La matemática de la aceleración ha seguido exactamente nuestros patrones predichos”, agregó Lloyd.

En octubre del pasado año, Hyperloop One anunció una ronda de inversión de 50 millones de dólares, para usar ese financiamiento en realizar una prueba del sistema completo, y así ha sido. Aunque actualmente no da detalles acerca de los esfuerzos de financiación actuales y futuros, pero dejó clara su confianza en la capacidad del CFO Brent Callinicos de hacer lo mismo que hizo en su anterior puesto de CFO en Uber durante su fase de crecimiento.

Faltan tres o cuatro años para llegar a las fechas que las compañías se han puesto como tope para ver Hyperloops comerciales circulando, seguiremos atentos a los avances y sobre todo viendo si acaba siendo una “realidad real”. Su gran reto es Hyperloop One mantener su meta de tener tres Hyperloops activos en 2021.

Hyperloop podría estar disponible en 2020 en Emiratos Árabes Unidos

Uno de los mayores proyectos de Hyperloop One es el transporte tubular que conectará Dubái y Abu Dhabi. El medio de transporte, que estará orientado en un público de alto poder adquisitivo, recorrerá casi 160 kilómetros en 12 minutos.

En agosto del pasado año, invitaron a la compañía a participar en el “Dubai Future Accelerator programme”, que fue dirigido por el vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai, HH Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, y ya en noviembre, Hyperloop One anunció el acuerdo con la Autoridad de Carreteras y Transportes de Dubai para evaluar el proyecto Hyperloop en Emiratos Árabes Unidos.

Aunque no hay una fecha fija, Hyperloop One se ha propuesto tenerlo finalizado para 2020.

“Nuestra empresa recibió un acceso sin precedentes a recursos expertos en un entorno innovador para desarrollar nuestra idea para el sistema Hyperloop en los Emiratos Árabes Unidos”, dijo Lloyd, a principios de este año.

Cumbre “Hyperloop One Vision for India”

Hyperloop One convocó una cumbre de innovación en Nueva Delhi, “Hyperloop One Vision For India”, con el objetivo de discutir cómo Hyperloop podría integrarse en la red de transporte de un país como India.

Asistieron más de 2.600 participantes de 90 países y diferentes equipos propusieron diferentes rutas de transporte para Hyperloop, entre ellas:

  • AECOM. De Bangalore a Chennai: 334 km en 20 minutos.
  • LUX Hyperloop Network. De Bangalore a Thiruvananthapuram: 736 km en 41 minutos. Conecta dos puertos principales en el sur de la India con centros de población de Coimbatore y Kochi.
  • Dinclix GroundWorks. De Nueva Delhi a Bombay, vía Jaiper e Indore: 1.317 kilómetros en 55 minutos. Conecta dos megaciudades y crea acceso marítimo para las ciudades intermedias sin litoral en el interior.
  • Hyperloop India. De Bombai a Chennai vía Bangalore: 1.102 kilómetros. 50 minutos. Desarrollo gradual para el transporte de mercancías y pasajeros. Aumenta la capacidad en los puertos de Bombai y Chennai.
  • Infi-Alpha. De Bangalore a Chennai: 334 km en 20 minutos. Se conecta con los principales aeropuertos.

Musk va a comenzar a invertir en el Hyperloop

Los rumores que se llevaban extendiendo en los últimos meses acerca de que Musk iba a comenzar a invertir en su idea original “Hyperloop” se han confirmado. Comenzaron gracias a la fundación de su nueva compañía destinada a excavar túneles para solventar los problemas de tráfico, pero que es perfectamente compatible con túneles Hyperloop.

Finalmente, el pasado 20 de julio, Musk dijo que había recibido aprobación verbal de las autoridades para explorar la idea de construir una línea de Hyperloop entre Washington DC y Nueva York con paradas en Philadelphia y Baltimore.

“En The Boring Company, planeamos construir túneles de bajo coste y rápidos que alberguen nuevos sistemas de transporte de alta velocidad”, escribió un portavoz de la empresa en un comunicado. “La mayoría serán túneles presurizados estándar con patines eléctricos que van a más de 125 mph. Para rutas de larga distancia en líneas rectas, como de NY a DC, tendrá sentido usar vainas presurizadas en un túnel despresurizado para permitir velocidades de hasta aproximadamente 600+ Mph (también conocido como Hyperloop). “

Este hecho puede ser motivo de preocupación para las empresas que han invertido grandes cantidades de dinero y tiempo en el desarrollo del Hyperloop, debido al gran capital que mueve Musk, pudiendo atraer más inversión y desarrollar de una manera más veloz dicha tecnología.

En su día, Musk ya advirtió que si la construcción de su nuevo sistema de transporte no se hacía realidad lo bastante rápido podía plantearse llevarla a cabo él mismo. “Aunque nos alienta que otros estén haciendo algún progreso, nos gustaría acelerar el desarrollo de esta tecnología lo más rápido posible”, continuó el portavoz de Boring Company.

Esto puede traducirse en malas noticias para aquellas empresas que soñaban con ser las primeras en construir el Hyperloop. Sin embargo, muchas de las compañías dedicadas a Hyperloop no parecen estar demasiado preocupadas. Dirk Ahlborn, CEO de Hyperloop Transportation Technologies opina que cuantas más personas participen, más capital fluirá y más progresarán todos.

“Debido a que estas empresas están hablando de algo que es suficientemente perturbador, su principal preocupación es la ejecución y encontrar los lugares donde se puede ejecutar el experimento para demostrar la tecnología y perfeccionarlo”, dije William Sahlman, que enseña gestión empresarial en Harvard Business School. “En ese sentido, tener un nuevo competidor a escala tiene un impacto marginal en la probabilidad de éxito”.