El e-commerce en Europa continúa creciendo significativamente, especialmente en los países del sur. Según un estudio de la Ecommerce Foundation, Ecommerce Europe y EuroCommerce, mientras que el comercio minorista se enfrenta a tiempos difíciles, la facturación del comercio electrónico europeo aumentó en un 15%  a 530€ en 2016, y se espera que durante este año 2017 se facturen 602.000 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento del 14% frente a las cifras del 2016. Con esto se puede afirmar con seguridad que el e-commerce está aquí para quedarse.

Fuente: Vecdis

Renaud Marlière, jefe de Marketing y Ventas de Asendia, dijo que “el comercio electrónico transfronterizo europeo está prosperando y está impulsando el crecimiento mundial. Recientemente se ha revelado que el 6% de los compradores en Europa compran online todos los días. Todo esto está impulsado por la mejora de la velocidad de Internet,  el aumento del uso de smartphones, y que las redes logísticas en Europa se están volviendo más eficientes e integradas”.

Aumento del número de empresas que venden online

Según el estudio de Ecommerce Foundation, el número de empresas que están vendiendo online es cada vez mayor. En 2015 el 17% de las empresas vendieron sus artículos online, y el 75% tenía una página web. En 2016 fue el 18% de las empresas las que vendieron online, y también aumentó el número de empresas con páginas web a un 77%.

Fuente: Vecdis

Otro dato del que habla el informe de Ecommerce Foundation es que Amazon sigue siendo líder en ventas online para Europa Occidental con un volumen de negocio de 38.5000 millones de euros y un 20,9% en ventas por internet.  A Amazon, muy por debajo, le sigue Zalando con un volumen de negocio de 2.300 millones de euros y después John Lewis con 2.100 millones.

Europa Occidental: el mayor mercado de e-commerce

Según el estudio de Ecommerce Foundation, Europa Occidental es el mayor mercado de e-commerce con un 53.19%, le sigue Europa Central con un 20.68% y en tercer lugar está el sur de Europa con un 11.20%. Además según datos del estudio, Reino Unido sigue siendo el mayor mercado de comercio electrónico con €197 millones de euros en ventas, y es también el que tiene el porcentaje más alto de E-GDP, con un 7.16%. A Reino Unido le sigue Alemania, con 86 millones de euros en ventas por internet, y luego Francia con €82 millones.

Fuente: Vecdis

Markus Tuschl, Director Global de Retail Digital, dijo que “el comercio electrónico en Europa es muy dinámico y podemos observar etapas muy distintas de este desarrollo por país, lo que repercute en el entorno comercial en general. Por ejemplo, en algunos países del sur de Europa Occidental la fase de crecimiento de las compras online impulsó los mercados. Después se pudo observar un segundo impulso, provocado por los resultados del impacto que el comercio electrónico tuvo durante la última década con la presencia de empresas al por menor en Internet”.

Por otra parte, según el estudio, se espera que el crecimiento del comercio electrónico en el sur de Europa aumente de un 15% en 2016 a un 18% en 2017.

Fuente: Vecdis

E-commerce transfronterizo en Europa

El informe también comparte ideas sobre el comercio electrónico transfronterizo en Europa. El año pasado, el 33% de los compradores en línea en Europa compró en el extranjero, con Luxemburgo (74%), Rusia (62%) y Suiza (61%) encabezando esta lista.

Fuente: Vecdis

Por otro lado, el estudio de Ecommerce Foundation también destaca que la cuota de consumidores que compran online es más alta en los mercados maduros de comercio electrónico. Por ejemplo, el 87% de los consumidores en el Reino Unido realizan pedidos a través de Internet, mientras que en Dinamarca y Alemania los porcentajes son de 84% y 82%, respectivamente. Mientras tanto, en países como Rumania, Macedonia y Bulgaria, la proporción de personas que hacen compras online son mucho más bajas.

El e-commerce en España

En España, según el estudio de Ecommerce Foundation, los datos son bastante positivos ya que, por un lado, el sur de Europa es el mercado que más crece en comercio electrónico, y por otro, se espera que el comercio electrónico crezca en España un 18% en 2017, superando a la tasa del 2016 del 15%.

Además de todo esto el mercado español cerró 2016 con unas ventas de 23.900 millones de euros, una cifra superior en comparación con los 20.750 millones de 2015. Las previsiones para el cierre de 2017 son de 27.970 millones de euros.

El fraude de los e-commerce en España

Pero, según datos de eEvidence, no todo son ingresos, ya que las empresas que apuestan por el e-commerce también se enfrentan a dificultades. Una de las mayores dificultades a las que se pueden enfrentar las empresas es el fraude.

Según eEvidence el fraude se sitúa entre el 0,5% y el 1% de la facturación anual de las empresas. Con esto se calcula que sólo en España las compañías de e-commerce sufren cada año más de 100 millones  de euros en pérdidas debido al fraude.

Una parte de estas pérdidas vienen provocadas por lo que se conoce como “fraude amistoso” (del inglés friendly fraud), en el cual el consumidor efectúa una reclamación vía bancaria para que se le devuelva el importe de una compra online, sin que realmente exista una causa razonable que lo justifique. Según eEvidence, las empresas invierten muchos recursos en detectar y evitar el fraude durante la compra, pero se ven impotentes a la hora de prevenir el friendly fraud.