La tecnología avanza todos los días. Si bien una persona puede creer que tiene lo último y lo mejor de hoy, en muchas ocasiones será tecnología obsoleta en un mes. A medida que pasan los años, se puede ver que estos avances cambian la vida de maneras a veces sutiles y a veces radicalmente. Cinco años después de que Apple Watch llevara el concepto de tecnología wearable a la corriente principal, las compañías de hoy intentan romper el molde del reloj inteligente, en sentido figurado y literal.

El mercado de dispositivos Smart Wearables se valoró en 216,18 millones de unidades en 2019, y se espera que alcance 614,31 millones de unidades en 2025, a una tasa compuesta anual del 19,1% en el período previsto de 2020 a 2025.

Los avances en investigaciones han llevado a una mayor innovación en los últimos años, y ha sido fundamental para impulsar la demanda del mercado de dispositivos wearables, llevando, además, a nuevas categorías de productos como la ropa inteligente y los hearables, a formar parte de la vida diaria. El enfoque general en los últimos años ha sido proporcionar un nuevo diseño estético a los dispositivos, para atraer a más clientes y dar un nuevo sentido de la moda a la tecnología inteligente.

Una tecnología que encaja perfectamente

La tecnología wearable es una tendencia emergente que integra tecnología punta en las actividades diarias. Esta tecnología encaja con los estilos de vida más cambiantes y activos de este siglo. Se puede usar puesto en una pequeña parte del cuerpo y se centra en rastrear y mejorar la salud, la actividad física y el bienestar.

La tecnología Smart Wearables más común incluye anillos inteligentes, joyas inteligentes, relojes inteligentes, rastreadores de ejercicios, ropa inteligente y pequeñas pantallas que se colocan en la cabeza, pero hay más.

Los rápidos desarrollos tecnológicos en el mercado de tecnología Smart Wearable aportan inteligencia competitiva, innovaciones de productos y una variedad de estrategias a los principales representantes de la industria. Una comprensión detallada de algunos de los pioneros en la industria, así como la dinámica actual del mercado y las posibles oportunidades de crecimiento, ayudarán a las nuevas empresas emergentes a prosperar en esta industria.

Lo último en tecnología wearable

Existen muchos ejemplos de dispositivos inteligentes de tecnología wearable ya disponibles en el mercado y que se adaptan a las necesidades y presupuestos específicos de cada persona. Pulseras cuantificadoras, auriculares y relojes inteligentes se han convertido en un éxito rotundo de la industria en los últimos tiempos. De hecho, las ventas prácticamente se han doblado con respecto al año pasado, y la gran triunfadora del mercado es Apple, que gracias a sus AirPods domina este nicho y sobre todo el apartado de los ‘hearables’, que están triunfando por encima del resto de wearables.

Pero estos no son los únicos que están intentando despuntar y algunas compañías tecnológicas están tratando de superar las nuevas características e implementaciones.

Ōura Ring y Motiv Ring

Estas dos compañías ofrecen algo diferente. Sus dispositivos son anillos inteligentes esencialmente elegantes que son menos llamativos que un reloj inteligente y ofrecen la mayoría de las mismas características.

En lugar de ser solo un rastreador de actividad, Ōura le da al usuario un objetivo de actividad personal que se calibra diariamente en función de su propio estado de recuperación individual y su disposición para realizar. El anillo rastrea el movimiento diario general, el ejercicio, los pasos, la quema de calorías e integra información para equilibrar su entrenamiento y recuperación. Incluso realiza un seguimiento de su tiempo sedentario. Además, el anillo mide las señales fisiológicas del cuerpo humano, analiza y comprende el estilo de vida personal, y lo acerca a un mejor estado de bienestar. Hace sugerencias personalizadas y puede mostrar las tendencias del usuario a lo largo del tiempo, específicamente diseñadas para cada individuo.

Ōura Ring incluye múltiples sensores, incluido un acelerómetro 3D, medición de pulso óptico infrarrojo, giroscopio y sensores de temperatura corporal. Todos los sensores combinados son capaces de proporcionar información sobre tres áreas principales: preparación, sueño y actividad. Además, en 2019, la compañía lanzó una nueva característica para cuantificar la meditación: ‘Moment’.

Por su parte, el Motiv Ring combina el estado físico, la frecuencia cardíaca y el seguimiento del sueño con características de seguridad online que protegen la identidad del usuario. El anillo mide automáticamente las métricas y rastrea el progreso de la actividad. Detecta cuándo el usuario duerme y cuándo se levanta por la mañana gracias a los sensores incorporados directamente en el anillo. El seguimiento de la frecuencia cardíaca activa da una idea clara de los beneficios y el impacto en la salud de los entrenamientos favoritos. Esto ayuda a prevenir enfermedades cardiacas y derrames cerebrales, y mejora la salud cardiovascular. Además, ajusta los objetivos diarios en función del progreso personal hacia un objetivo semanal.

Bellabeat

Algunos, como Bellabeat, están abandonando el molde del reloj, optando por algo completamente diferente. Su dispositivo Leaf, al que se refieren como joyas inteligentes, es un colgante, broche y brazalete todo en uno. El dispositivo es un producto que monitoriza la actividad, el sueño y el seguimiento del bienestar.

Creado específicamente para mujeres, incorpora seguimiento del ciclo menstrual, ejercicios de meditación y respiración, y otras características interesantes. Incluso cuenta, con varias alarmas discretas.

Además de este producto la compañía también creó Spring, la primera botella de agua inteligente impulsada por Inteligencia Artificial.

Wearables speakers

La idea de los llamados ‘wearables speakers’ no es nueva. En 2016 LG se lanzó al mercado con una atractiva propuesta conocida como LG Tone Studio, y posteriormente llegó Bose con su SoundWear resistente al sudor y al agua para usarlo en el gimnasio o para hacer ejercicio.

El concepto es el mismo, ofrecer una mejor calidad de sonido en un altavoz que se coloca en el cuello para ofrecer una experiencia de audio inmersivo. Además, estos dispositivos suelen incluir un micrófono para que también se pueda utilizar como teléfono. Se conecta con el dispositivo móvil a través de Bluetooth, y así se convierte en una especie de asistente personal.

Ahora Sony, por su parte, cree que el mercado está más listo para estos dispositivos y se prepara para lanzar su ‘Immersive Wearable Speaker’ (SRS-WS1), que es su primer altavoz para el cuello. Se trata de un altavoz que ofrecerá sonido envolvente en formato personalizado. La diferencia de este dispositivo con los demás del mercado es que no contará con Bluetooth o WiFi, sino que dispondrá de un receptor “inalámbrico” que se conecta al televisor por cable, para transmitir el audio al altavoz de forma inalámbrica. El altavoz SRS-WS1 también se podrá conectar a un smartphone, tablet o PC, pero no de forma inalámbrica, sino usando el cable que se incluye con el dispositivo.

weWalk: el bastón para invidentes

weWALK está diseñado con el objetivo de ayudar a las personas invidentes a navegar por su entorno, lo que significa no sólo evitar obstáculos, sino también saber qué es lo que hay a su alrededor. Este dispositivo consta de dos partes: el bastón y el mango.

Y es precisamente en el mango donde hay un altavoz, micrófono y un sensor háptico, que sirve para enviar vibraciones al usuario como si fuesen notificaciones. También se cuenta con un touchpad, que ayudaría a navegar por las opciones del sistema.

El bastón cuenta con Bluetooth y se puede sincronizar con un smartphone iOS o Android a través de una app móvil. Debido a esto, es posible hacer uso de Google Maps e incluso de un asistente personal, como Siri o Google Assistant. Esto sirve para informar al usuario de tiendas cercanas y de detalles que no puede ver con sólo usar el altavoz.

weWALK también se apoya en un sensor ultrasónico que sirve para detectar obstáculos por encima del nivel del pecho, y avisa al usuario a través de una vibración en el mango en caso de que haya algún objeto cercano que el mismo bastón analógico no haya detectado.

Umay Rest

Umay Rest combina la ciencia de la terapia térmica, tanto fría como caliente, y una vibración suave para ayudar a controlar el estrés, mejorar el sueño y restaurar la salud ocular.

Umay ayuda a los usuarios de dispositivos digitales a encontrar alivio del estrés y restablecer los efectos del tiempo que pasan frente a la pantalla al descansar la mente y restaurar la función natural de los ojos.

Esta tecnología, además, promete ayudar a estimular la producción de lágrimas, aliviando las condiciones del ojo seco.

Cascos inteligentes para ciclistas

El casco inteligente para ciclistas Coros Omni permite a los ciclistas escuchar música, atender llamadas y navegar con GPS gracias a su tecnología de Bluetooth. Su tecnología de ‘conducción ósea’ convierte los sonidos en vibraciones y los envía a través de los pómulos, en lugar de a los tímpanos, lo que permite al ciclista escuchar audios de alta calidad sin ahogar sonidos externos importantes, como el claxon de un automóvil o transporte público, sirenas, etc.

El control remoto inteligente Coros permite omitir y pausar los audios, cambiar el volumen, registrar ubicaciones de GPS y contestar llamadas sin quitar las manos del manillar. El casco también tiene un sensor de luz que activa una luz de seguridad LED cuando anochece o está oscuro.

En cuanto a las métricas, el casco también ofrece todas las otras características que se esperaría de una aplicación de salud, rastrea la ruta, velocidad y ritmo, distancia, calorías quemadas, energía activa, tiempo de actividad y otros datos.

Apollo: el wearable que ayuda con el estrés

Desarrollado por médicos y neurocientíficos, Apollo es un dispositivo wearable de bienestar que utiliza vibraciones suaves para ayudar al cuerpo a responder al estrés.

Apollo es el primer dispositivo que trabaja con el sistema nervioso del usuario para optimizar la variabilidad de su frecuencia cardíaca (VFC), o la variación en el tiempo entre cada latido cardíaco, y ayuda al usuario a alcanzar un estado mental más tranquilo y equilibrado, para conseguir dormir mejor y concentrarse más.

Este dispositivo, que se coloca en la muñeca, a medida que se usa se familiariza con los matices del cuerpo del usuario y personaliza las vibraciones para satisfacer mejor sus necesidades.

Athos y su ropa inteligente

Hoy en día algunas compañías como Athos están llevando el término wearable a un nivel completamente nuevo. Atendiendo a los atletas, Athos ha creado pantalones cortos, leggings y camisetas especiales con electromiografía incorporada (EMG) y sensores de seguimiento de movimiento que mapean cada contracción y movimiento de sus músculos.

Los sensores envían esa y otra información (como frecuencia cardíaca) a la aplicación de Athos en el teléfono a través de Bluetooth, y ahí el usuario puede ver cosas como cuánto trabajan sus músculos, qué pierna es más fuerte y mucho más. Es un verdadero avance en el campo de los dispositivos wearables.

Este tipo de prendas están específicamente creadas para usuarios del culturismo, CrossFit, levantamiento de pesas o algún entrenamiento basado en ejercicios de fuerza, ya que los wearables de muñeca como smartwatches o fitbands no rastrearán estos ejercicios tan bien como lo hacen en el caso de los ciclistas, corredores, etc.

Smart Belt Pro

Millones de personas tienen caída cada año. Para una persona promedio una caída no es tan peligrosa, sin embargo, una caída puede ser devastadora, incluso mortal, para una persona de edad avanzada o alguien con otros problemas de salud, especialmente si no pueden levantarse solos. El ‘WELT Smart Belt Pro’ lucha contra este riesgo mediante el análisis de los patrones de caminata del usuario para detectar el riesgo de caídas antes de que ocurra.

El Smart Belt Pro proporciona un análisis de la marcha a través de los sensores en el cinturón. Mide cuando la velocidad de la marcha se vuelve inconsistente y detecta una simetría anormal en el usuario. Los datos se pueden compartir a través de smartphones para ayudar a los cuidadores a controlar a los pacientes. Si el Smart Belt Pro detecta una marcha inestable y un mayor riesgo de caída, envía una advertencia al teléfono del usuario.

Fuera de los sensores integrados, el Smart Belt Pro parece un cinturón normal. Está hecho de cuero italiano con una hebilla automática plateada. Puede encajar con cualquier atuendo sin parecer un dispositivo médico.

eSkin Sleep and Lounge

Este pijama inteligente es el artículo perfecto para las personas mayores. La ropa es holgada y cómoda, pero capaz de detectar caídas, monitorear la actividad general y rastrear los patrones de sueño. Sleep and Lounge eSkin también puede diferenciar entre resbalones y caídas, y tropezones y caídas.

Conclusiones

Pulseras, auriculares, ropa, gafas, relojes inteligentes o smartwatchs, zapatillas de running con GPS incorporado y pulseras o anillos que controlan el estado de salud son ejemplos entre otros muchos elementos de este género tecnológico que se halla poco a poco más presente en las vidas de las personas.

Bajo esta concepción, el wearable deja de ser un dispositivo extraño para el usuario que solo lo usaba en un espacio definido, pasando a ser un factor que se incorpora interactivamente con él, además de acompañarle a todas partes debido a su reducido tamaño.

El mercado de los wearables ha crecido de manera exponencial en los últimos años, debido a la constante demanda de conexión entre personas, lugares y cosas. Los dispositivos wearables inteligentes son un perfecto ejemplo de integración de tecnologías avanzadas hacia los objetos como gafas, pulseras, ropa y relojes.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos wearables se utilizan con fines sanitarios, para monitorizar datos de salud de las personas. Y es que la creciente demanda del monitoreo de los latidos del corazón, la necesidad de la monitorización diaria de la actividad y la creciente conciencia sobre la salud, están impulsando el mercado de los dispositivos wearables inteligentes.