De acuerdo con el “Worldwide Quarterly Wearable Device Tracker” desarrollado por la compañía IDC, el impulso del mercado wearable dará lugar a un crecimiento de esta tecnología, pasando de los 113,2 millones de unidades de 2017 a los 222,3 millones en 2021.

Por otro lado, de acuerdo con Canalys, Apple ha sido líder durante el tercer trimestre de 2017, alcanzando los 3,9 millones de dispositivos, seguido de cerca por Xiaomi y Fitbit.

El mercado de los wearables alcanzará los 222,3 millones de unidades en 2021

El mercado de los wearables está tomando fuerza. El crecimiento de esta tecnología IDC espera que alcance durante este año una cifra cercana a los 113,2 millones de unidades a 222,3 millones en 2021. El mercado de los wearables aumentará cerca del 50% en los próximos años, con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de 18.4%.

De acuerdo con la compañía, las pulseras básicas como Xiaomi Mi Band y Fitbit Charge no experimentarán un gran crecimiento. En cambio, los relojes tanto básicos como inteligentes van a crecer de forma llamativa, de 61,5 millones en 2017 a 149,5 millones en 2021, gracias en especial a las marcas de moda proveedoras y a la conectividad con los smartphones.

“El paso de las pulseras a los relojes presenta oportunidades de ingresos adicionales para vendedores y distribuidores, ya que se espera que aumenten los precios de venta promedio”, dijo Jitesh Ubrani, analista de investigación de IDC Mobile Device Trackers. “Sin embargo, persiste la lucha por ir más allá de la salud y la forma física y convencer a los consumidores de gastar más en servicios que pueden no ser inmediatamente obvios será un desafío. Aquí es donde las marcas vanguardistas tienen la oportunidad de brillar ya que su base de clientes no tienden a priorizar las características “.

De acuerdo con Ramón T. Llamas, gerente de investigación del equipo de Wearables de IDC, los wearables de mañana se caracterizarán por tener funciones más completas y multifuncionales, no sólo en el ámbito de la salud, sino que también mejorarán en comunicación y productividad.

“Además, los usuarios pueden esperar una gama más amplia de dispositivos en el futuro”, agregó Llamas. “Estos no necesariamente reemplazarán a los wearables que tenemos hoy, sino a otros productos que usamos regularmente. Los auriculares tradicionales darán paso a los smart earwear que cuentan con seguimiento de la aptitud, aumento de audio o asistentes personales. será más inteligente con el seguimiento de la salud y el estado físico, especialmente para los atletas profesionales”.

Los smartwatches experimentarán un gran crecimiento

De los tipos de wearables existentes, los que más destacan por su alta accesibilidad –especialmente en mercados emergentes– son las bandas de fitness o Basic Wirstbands, ya que son simples y de bajo coste. Pero, según indica IDC, perderá importancia en los próximos años a pesar de que el 39,8% de los usuarios poseía este tipo de wearable. Para 2021 los Basic Wirstbands disminuirán un 21,5%. Uno de los motivos por los que bajará su popularidad es porque los Basic Watches ganarán terreno. Estos wearables podría decirse que son la evolución de los anteriores, con un diseño mejor y más marcas de moda volcadas en ellos, además, posee unos clientes más exclusivos y una mejor red de distribución que los anteriores. Por otro lado, los smartwatches, con Apple Watch a la cabeza alcanzarán los 71,5 millones de unidades para 2021, mientras que durante este año llegarán a los 31,6 millones. Este tipo de wearable incluyen muchas prestaciones que justifica su crecimiento, entre ellos además de la conectividad al smartphone, SKU relacionado con marcas de moda, la geolocalización y la posibilidad de albergar juegos para niños y aplicaciones que permiten por ejemplo contactar con amigos y familiares. Esto último ha impulsado a crear una gama de relojes para niños que arrasa en China. Por otro lado, los Earwear –excluyendo los auriculares Bluetooth tradicionales–, es decir, aquellos auriculares inalámbricos que ofrecen funciones tales como el seguimiento del estado físico crecerán con un CAGR de 58,5 llegando a alcanzar los 10,6 millones de unidades para finales de 2021. Players consolidados como Bose y Jabra, así como nuevos como es el caso de Bragi y Nuheara de acuerdo con IDC impulsarán el crecimiento de esta categoría, pero, el aumento de estos wearables sería definitivo si los smartphones comienzan a eliminar la toma de auriculares. El resto de wearables experimentarán un pequeño crecimiento, seguramente de 2,7 millones de este año a 3 millones para el 2021.

La ropa conectada no será lo suficientemente popular a pesar de la innovación

En cuanto a los wearables relacionados con la ropa no obtendrán tanta popularidad como los relojes y pulseras, a pesar de algunos productos como el desarrollado por Google y Levi’s: Levi’s Commuter Jacket. Con la chaqueta Levi’s y gracias a la tela del puño izquierdo, el usuario es capaz de controlar el smartphone mediante bluetooth. Y, por ejemplo, utilizar apps como Spotify o iTunes, contestar llamadas, hacer consultas sobre la hora o sobre una dirección, además la chaqueta puede mandar notificaciones al usuario.

“Estamos pensando en Jacquard como una plataforma digital que con el tiempo tendrá más funciones y aunque ahora es una chaqueta, en el futuro [la tela] podría estar en vaqueros, zapatos o bolsas”, explicó Iván Poupyrev, director de ingeniería para la unidad de Tecnología y Proyectos Avanzados (ATAP) de Google en una entrevista. “Seguiremos trabajando con las marcas de ropa porque ellos sí conocen a sus consumidores”.

Otra innovación dentro de los wearables relacionados con la ropa es la “SafeCap” de Ford. Aunque actualmente es sólo un prototipo, está diseñada para evitar que los conductores se queden dormidos al volante. El wearable es capaz de detectar el cabeceo de una persona cuando comienza a dormirse, y ante esto realiza diferentes actividades para despertar al conductor:  vibra, emite una luz LED que apunta a los ojos del conductor y suena una alarma. La compañía que realizó este wearable especialmente pensado para camioneros no ha dado detalles acerca de su comercialización. Aunque se está investigando en estos wearables, de acuerdo con IDC los factores derivados de su alto precio y su uso limitado complica que aumente su popularidad.

Apple es el líder en smartwatch

La compañía Canalys ha analizado el mercado de los wearables durante el último trimestre de 2017. Apple ha sido líder, alcanzando los 3,9 millones de dispositivos, gracias a su Apple Watch Series 3, cuya demanda superó a la oferta, por lo que la disponibilidad fue limitada en los principales mercados.

“La fuerte demanda de Apple Watch Series 3 habilitada para LTE ha disipado las dudas de los proveedores de servicios sobre que el reloj inteligente para el smartphone que no es atractivo para los clientes”, dijo el analista de Canalys Jason Low.

Seguido de Apple se encuentran Xiaomi que alcanzó los 3,6 millones de dispositivos y Fitbit los 3,5 millones de bandas fitness. Para estas tres compañías el tercer trimestre de 2017 ha sido positivo, especialmente para Apple siendo el mejor del año. Sin embargo, no todos los productos se han vendido igual, siendo más populares los relojes inteligentes, mientras que las bandas básicas han dado lugar a un descenso general del mercado de un 2%. Además, se ha visto que importantes proveedores de smartphone han decidido lanzar dispositivos wearables que sean compatibles con sus teléfonos inteligentes. Esto lo están realizando el líder del mercado Apple, Samsung y Huawei. De acuerdo con Canalys, los Smart Watch mejoran la imagen de marca general de smartphones que buscan ingresar al segmento premium.

“Si bien las funciones de salud continúan siendo el foco principal, los proveedores se esfuerzan por aumentar el valor de los relojes inteligentes al priorizar el diseño y destacar las características claves”, dijo el analista de investigación de Canalys Mo Jia. “Apple y Samsung están aumentando la adherencia del usuario y la lealtad a la marca al adoptar una estrategia ecosistémica, que incluye diferentes wearables. Los proveedores de smartphones deben reevaluar sus respectivas estrategias de smartwatch para obtener más valor más allá del crecimiento de teléfonos inteligentes”.

Según informa Canalys, el cuarto trimestre es este año será vital a la hora de evaluar la aceptación de los consumidores ante los smartwatches. Además, los vendedores esperan un cuarto trimestre positivo gracias a esta tendencia, sobre todo aquellos wearables dedicados a la monitorización de la salud. Además, se están esforzando los proveedores por mejorar la duración de las baterías y cuidar el diseño.

 “Google debe mostrar un mayor compromiso para ayudar a los proveedores de Android Wear, que en su mayoría son relojeros y marcas de moda, a mejorar aún más la experiencia del usuario y el ecosistema de aplicaciones. De lo contrario, el mercado verá una mayor consolidación, ya que los vendedores como Apple, Samsung y Fitbit dominan con sus plataformas de software de vigilancia “, agregó Low.

Fitbit, la más utilizada en investigación sanitaria

De acuerdo con la Federation of American Societies for Experimental Biology (FASEB), Fitbit es la marca de wearables más utilizada en el ámbito de la investigación de la salud a nivel mundial.

De hecho, recientemente ha sido seleccionada como primera marca dedicada a wearables para el “All of Us Research Program” del The Scripps Research Institute (TSRI), financiado por el National Institutes of Health (NIH).

El programa es una investigación que trata de extender la medicina de precisión a todas las enfermedades mediante la construcción de una cohorte de investigación nacional de un millón o más de participantes en EE. UU, además de mejorar la capacidad de prevenir y tratar enfermedades partiendo de las características individuales.

“La mayoría de lo que los investigadores saben se basa en instantáneas intermitentes de la salud en un entorno artificial o basado en el recuerdo personal”, dijo Steven Steinhubl, MD, Cardiólogo y Director de Medicina Digital en STSI. “A través de este programa de investigación, tendremos acceso a datos exhaustivos de actividad, frecuencia cardíaca y sueño que pueden ayudarnos a comprender mejor la relación entre los comportamientos de estilo de vida y los resultados de salud y lo que eso significa para los pacientes de forma individualizada”.

A una muestra representativa dentro del estudio, el TSRI les facilitará el Fitbit Charge 2 y el Fitbit Alta HR durante un año, con el objetivo de recopilar datos que muestren la relación entre indicadores de salud. Se repartirán al menos 10.000 dispositivos con el objetivo de recopilar un conjunto de datos que se contrastarán con los resultados críticos de salud del programa, como la frecuencia cardíaca y los datos del sueño recogidos por Fitbit.

“Los dispositivos Fitbit seleccionados rastrean una combinación de parámetros de actividad física, sueño y frecuencia cardíaca”, dijo Eric Topol, Fundador y Director de STSI. “La popularidad de Fitbit entre millones de estadounidenses, combinados con su facilidad de uso, incluida la batería de varios días y la amplia compatibilidad con teléfonos inteligentes, hizo de Fitbit una elección natural para este programa piloto”.

Gracias a estas herramientas y los datos recopilados, los investigadores conocerán más acerca de la manera en la que las diferencias individuales de cada individuo, junto con su estilo de vida, su entorno, y por supuesto sus características genéticas pueden desencadenar en un estado de salud o enfermedad.

“Como parte del cambio global hacia la medicina de precisión, los datos de los wearables tienen el potencial de informar un cuidado de salud altamente personalizado”, dijo Adam Pellegrini, Gerente General de Fitbit Health Solutions. “A través de esta iniciativa, los datos pueden ayudarnos a entender mejor cómo la individualización puede ayudar a prevenir y tratar la enfermedad “.