A medida que las marcas han descubierto la manera más efectiva de llegar a los consumidores a través de las páginas web, estos han dado un giro al panorama aumentado su lealtad y atención a sus teléfonos móviles. Lo que ha supuesto nuevos retos para las empresas, que se han visto inmersas en la tarea de encontrar la mejor manera de crear una experiencia móvil que mantenga a los usuarios interesados, al tiempo que les facilita superar cada etapa del viaje del cliente.

 

Aplicaciones Web Progresivas

Hasta ahora, las aplicaciones web han sido una parte fundamental de la situación comercial de la mayoría de las empresas, ya que permitían a los desarrolladores crear sitios web más dinámicos e intuitivos con el objetivo de llegar de manera más efectiva a los usuarios.

Sin embargo, este tipo de web no son suficientes en estos momentos, por ello ha surgido una nueva generación de aplicaciones en los últimos dos años, llamadas Aplicaciones Web Progresivas (PWA). Se trata de una versión más avanzada de un sitio web, que ofrece características que generalmente están asociadas con aplicaciones móviles, sin obligar a los consumidores a descargar la aplicación desde la tienda de aplicaciones de Apple o Android.

 

 

Gracias a sus múltiples ventajas gran parte de los desarrolladores ya han adoptado este formato recientemente. Algunas de las compañías más prominentes que usan PWA en este momento son Flipkart, Instagram, Spotify, Telegram, Twitter, Facebook y Uber.

A pesar de que, todos estos servicios tienen aplicaciones completas, cuentan con un PWA para que aquello usuarios que no pueden o no desean instalar las aplicaciones de tamaño completo tengan una alternativa viable.

Google también ha hecho su parte para entregar PVS, que ofrece Google Maps, Google Fotos y Mensajes Android. Además, el gigante de la búsqueda también ha introducido recientemente la funcionalidad Trusted Web Activity en Chrome, lo que permite a algunos PWA ofrecer una experiencia sin que se muestre la interfaz de usuario del navegador Chrome.

 

 

No obstante, es necesario puntualizar que, en estos momentos, esta funcionalidad solo está disponible para desarrolladores aprobados por Google en este momento, debido a problemas de seguridad.

Ventajas de las PWA

Tener un PWA es una excelente manera de llevar la funcionalidad de la aplicación nativa a la experiencia móvil de una compañía. Y no solo eso, sino que también le confiere varios beneficios.

En primer lugar, debido a los requisitos técnicos de la aplicación web en sí, la PWA es capaz de cargar mucho más rápido, incluso en condiciones de red menos optimas. Dado que el 53% de los usuarios abandonará un sitio si la carga es excesiva (es decir, más de 3 segundos), la velocidad es esencial, y cualquier herramienta que pueda reducir la cantidad de retraso que los usuarios experimentan ayudará a mejorar medidas de conversión.

 

En segundo lugar, según el dispositivo, los usuarios tienen la opción de descargar estas aplicaciones a su página de inicio, eliminando así la necesidad de visitar la tienda de aplicaciones y navegar fuera del sitio web. Dependiendo de los permisos dados, los PWA también pueden enviar notificaciones push a las personas.

Inconvenientes de las PWA

Puede parecer fácil pensar en los PWA, especialmente considerando que son fáciles de acceder para las personas, ya que no requieren la aprobación de las tiendas de aplicaciones de Apple y Android, y están diseñados para maximizar la confiabilidad y la facilidad de uso. Sin embargo, también existen algunas limitaciones que se deben tener en cuenta.

En primer lugar, es mucho más difícil para los usuarios de iPhone guardar los PWA en sus pantallas de inicio, y los estrictos protocolos de privacidad de Apple pueden dificultar el funcionamiento correcto de los PWA que solo funcionan en la web.

Dado que los usuarios de iPhone representan el 44,6% de todos los usuarios de smartphones solo en Estados Unidos, es importante que las marcas puedan brindar a todos una experiencia que fomente la lealtad a la marca, en lugar de hacer que las personas abandonen el proceso con frustración.

Además, los PWA consumen más energía que las aplicaciones nativas, porque el código es mucho más complejo y los dispositivos tienen más dificultad para interpretarlo.

PWA vs. Aplicación móvil nativa

Dada la existencia de algunos inconvenientes que pueden dificultar la adopción de una PWA, es necesario replantearse la utilidad de las aplicaciones móviles nativas. Diseñada bien, una aplicación nativa puede ofrecer una experiencia rápida, visualmente atractiva y que aprovecha todas las funciones del smartphone, como la cámara o el GPS.

Los usuarios pueden guardar su información personal y de pago en esas aplicaciones sin temor a que la aplicación la elimine después de unos días, como es posible con los PWA, lo que hace que la experiencia de compra sea más eficiente.

Las últimas investigaciones también indican que los clientes vuelven a comprar en las aplicaciones tres veces más a menudo que en los sitios web móviles, lo que demuestra que las aplicaciones nativas son una herramienta eficaz para aumentar la lealtad del cliente.

Tanto las PWA como las aplicaciones móviles nativas ofrecen ventajas significativas para las empresas, por lo que no deben limitarse a uno u otro. Cada uno tiene un papel específico que desempeñar para avanzar en la trayectoria del cliente y alentar a los clientes a mantenerse leales, y, dada la lucha que enfrentan muchas marcas, y la necesidad de capitalizar el comercio electrónico, es mejor cubrir la mayor cantidad de bases posible.

Conclusiones

Todos los conceptos alrededor de la web móvil tienden a reunirse para ofrecer una mejor experiencia a los usuarios. La mayor parte del tiempo que las personas destinan a sus smartphones se centra en apps nativas. Sin embargo, la web móvil también está en crecimiento, por ello, aunque las PWA muestran grandes ventajas, es difícil posicionar una opción por encima de la otra.

Para un creador que no cuenta con recursos técnicos o un presupuesto para contratar desarrolladores, un PWA puede ser una buena alternativa para llegar a todos los usuarios. En este sentido, el objetivo es ofrecer una herramienta que permita que la experiencia del usuario sea lo más satisfactoria posible a un coste adecuado.

Al implementar tanto una aplicación PWA como una aplicación nativa, las compañías podrán desarrollar una estrategia móvil integral que tenga en cuenta cómo las personas usan sus smartphones y maximizan el rendimiento.