En el desarrollo de software moderno, la comunicación entre múltiples aplicaciones es esencial para construir un ecosistema de desarrollado robusto y, a su vez, una experiencia digital perfecta para los clientes. Las plataformas individuales basadas en interfaces de programación de aplicaciones web (API) se describen como el “pegamento que mantiene unida a la Web” y son las que permiten que un mecanismo estándar comparta datos y funcionalidad y por lo tanto haya una comunicación fluida.

A medida que las API se vuelven cada vez más ubicuas, muchos ejecutivos se preguntan cómo pueden adoptarlas mantener una ventaja competitiva. Y es que, según un informe reciente, el 35% de los líderes tecnológicos de hoy en día generaron más de una cuarta parte de los ingresos de sus organizaciones como resultado directo de las API.

El estado del Api-economy

Muchas empresas ya perciben la necesidad de crear un modelo de negocios orientado a los desarrolladores, según los últimos informes el 55% de las empresas utilizan las API como un flujo de ingresos. Programable Web, el directorio de API público más grande a nivel mundial, ha catalogado más de 21.000 API públicas.

Fuente: Vector
Fuente: Vector

Por ejemplo, la compañía Helix, especializada en el ámbito de la salud, basa sus servicios en pruebas genéticas sencillas que los usuarios pueden realizar en su domicilio, sin conocimientos previos. Proporciona su servicio de pruebas de genoma como un servicio que pueden integrar en sus propios productos otras compañías como National Geographic o Mayo Clinic.

Se puede decir que Helix ha basado su modelo de negocio en una API para que otras compañías puedan incorporar este servicio en su propia oferta. Facilitando el trabajo pesado de analizar las pruebas de ADN y la gestión de los datos.

Para la mayoría, si no todas las organizaciones, la economía API demuestra ser una vía viable para crear nuevos servicios y capacidades, lo que en última instancia conducirá a nuevas vías de ingresos. Con la incorporación de las API y los servicios populares que las utilizan, las organizaciones harán de las API un factor importante en su modelo de negocio.

En estos momentos, más compañías de las que los usuarios cuentan con un modelo de negocio basado en API economy.

  • Google tiene más de 92 API disponibles entre las que se encuentran Google Maps, Analytics, Calendar, Contacts.
  • Twitter utiliza las API para ampliar su negocio, creando una de las API’s más populares en internet. Aunque actualmente está restringiendo su política API.
  • Facebook, Spotify o Paypal se basan principalmente en API, conectando sus servicios a millones de sitios web y aplicaciones de terceros.
  • La web de Idealista proporciona una API enfocada a facilitar la venta/alquiler de inmuebles, con el principal objetivo de poder estimar el precio del suelo en las diferentes localidades y barrios.
  • La compañía editorial líder a nivel mundial Pearson, también dispone de un API Economy, permitiendo hacer un “plug&play” de sus servicios para llegar a más audiencia.
  • La multinacional japonesa Sony dispone de una API para desarrollar aplicaciones integradas en sus dispositivos. Cuantos más desarrollos disponga en este entorno, más atractivo será para sus clientes decidirse por dispositivos Sony o algunos de sus competidores.

En el pasado, las API estaban relegadas principalmente a profesionales de software que buscaban resolver problemas de intercambio de datos e interfaces asociados con soluciones de software incompatibles. Sin embargo, con el tiempo, el aumento del valor de las API se ha hecho evidente, ejemplificando las posibilidades de las tecnologías más emergentes.

Estas tecnologías, como las redes sociales, las aplicaciones basadas en la web, las soluciones móviles y otros innumerables esfuerzos han demostrado plenamente los beneficios financieros emergentes que las API ofrecen a las empresas junto a la capacidad de obtener ingresos adicionales.

Los obstáculos

A pesar de su gran auge existen varios obstáculos clave que las compañías deben superar para obtener los beneficios de las soluciones basadas en API.

El más grande es la estandarización. La flexibilidad es una de las fortalezas principales de las tecnologías API, sin embargo, a medida que los desarrolladores buscan soluciones a medida para problemas comerciales específicos, esta flexibilidad puede generar inconsistencias en las especificaciones comerciales de la API y en los marcos de seguridad e identidad necesarios para acceder a las API de manera confiable.

Las especificaciones regulatorias también difieren en todo el mundo y las instituciones financieras individuales a menudo tienen un margen de maniobra significativo para interpretarlas. Esta fragmentación requiere que las compañías desarrollen diferentes soluciones para cada mercado en el que operan: una causa clara de ineficiencia y un impedimento para la adopción global a escala.

Para las grandes organizaciones con un legado significativo, puede ser particularmente difícil implementar soluciones basadas en API sin mayores riesgos ni interrupciones. Por lo tanto, para los líderes del mercado predominante, el desafío es desbloquear el cambio transformador en un entorno que prioriza la estabilidad sobre la agilidad.

Esto se puede solucionar gracias a compañías como SWIFT, que desde su posición como establecedor de estándares de la industria permite proporcionar un foro neutral para la colaboración hacia estándares de API consistentes.

La optimización del flujo de trabajo

Una vez aislados los obstáculos que se deben superar, es conveniente que las organizaciones cuenten con un departamento TI bien organizado y ágil, ya que será quien permita que la integración de la API se produzca de manera exitosa.

La estrategia para la gestión de la API debe convertirse en una plataforma real: una plataforma de autoservicio que permita a los departamentos comerciales proporcionar y consumir servicios fácilmente. Para eso, el departamento TI proporcionara una API, junto con los procesos y las herramientas, asegurándose que todo este protegido e implementado de forma controlada.

El objetivo principal de una plataforma de administración de API empresarial es hacer que los servicios internos y externos sean detectables, al proporcionar un Catálogo de API centralizado. Esto permite a los departamentos comerciales, por ejemplo, encontrar una integración existente en una aplicación en la nube y combinar esos datos en sus propios proyectos.

Sin embargo, solo se puede descubrir en la plataforma, lo que se ha registrado anteriormente. Por lo tanto, los procesos de autoservicio para el servicio API proporcionado son muy importantes para el éxito de la plataforma de administración de API.

No hay que olvidar que las API pueden abordar los sistemas de TI anteriores. Para abordar las barreras heredadas, no es necesario eliminar y reemplazar completamente todo el sistema.

Un ejemplo es Suncorp, una aseguradora bancaria que llevó la transformación digital al siguiente nivel. Suncorp cambió su estrategia de negocio, enfocándola hacia las necesidades centradas en el cliente. Construyendo más de 400 API para unir todas sus marcas que forman parte de la empresa. Para ello, utilizaron una plataforma de gestión que les permitió pasar por un régimen de prueba automatizado.

Conclusiones

Con un número cada vez mayor de API, es complicado que los desarrolladores se mantengan al tanto de todos los cambios que se suceden. Hasta ahora, se ha creado una base sólida y duradera para la innovación, pero se necesita más.

Más tecnologías y patrones de integración, además de seguridad para aumentar la confianza. Nuevos estándares para ayudar a la interoperabilidad, junto con más análisis para informar decisiones. Sin olvidarse de nuevas herramientas que ayuden a facilitar la integración junto con más gobernabilidad para gestionar la complejidad.