Hace solo una década, se evitaban las interfaces de usuario que utilizaban animaciones, ya que a menudo se asociaban con sitios web con ventanas emergentes y anuncios intermitentes que resultaban molestos. Sin embargo, esto ha cambiado en los últimos años. Hoy en día, los detalles del diseño de interacción y la animación marcan una diferencia fundamental en los sitios web y en las aplicaciones modernas.

Las bondades de la animación

La animación se ha convertido en una parte integral del diseño de interfaces y es fácil entender por qué ha sido así. Se trata de una herramienta que ofrece al usuario una señal sobre como moverse a través de la página web que está visitando, por ejemplo, mostrando inicialmente la imagen general, y posteriormente guiándolo hacia un nuevo punto focal.

La animación funcional guía a los usuarios a través del proceso de interacción, mejora la orientación, complementa la interacción con pequeños detalles que mejoran la usabilidad y también agregan emociones especiales y el atractivo del uso del producto.

 

 

La animación, es un punto fundamental dentro del departamento Customer Experience, ya que ayuda a la compañía a crear usuarios de alta calidad, que se encuentran en sintonía con las misión de la marca.

Los elementos animados de la interfaz no solo atraen la atención, sino que mejoran la comunicación con el usuario y le ayudan a navegar a través de todo el flujo de información. La animación no solo da movimiento a un elemento de diseño estático, sino que ayuda a mostrar el propósito de este elemento. La animación simple y reflexiva puede fascinar al usuario en todas las etapas del uso del producto.

La animación en el diseño web

Las posibilidades que ofrece la animación son casi ilimitadas. No obstante, el objetivo principal del Customer Experience es aplicar la animación para mejorar la percepción de la interfaz y por lo tanto del producto por parte del usuario.

Agregar movimiento a los diseños puede ser significativo y funcional, cuando se dan las circunstancias correctas. Una animación funcional bien pensada y probada tiene el potencial de cumplir múltiples funciones, incluyendo:

  • Comentarios visuales sobre acciones del usuario

Un buen diseño de interacción proporciona retroalimentación. Los comentarios reconocen que el sistema ha recibido la acción de un usuario y muestra el resultado de la interacción (ya sea exitosa o no). La animación debe ser muy sutil y debe estar diseñada de manera receptiva.

  • Botón de retroalimentación

En la vida real, los botones responden a la interacción, y así es como se espera que las cosas funcionen. Para ser predecible para el usuario, la interfaz digital debe actuar de la misma manera.

  • Visualizar el resultado de una acción

Siguiendo el principio “mostrar, no decir”, se puede utilizar comentarios animados para, destacar que algo salió mal. Por ejemplo, al activarse la animación en una entrada de contraseña incorrecta. El usuario nota la animación y comprende instantáneamente el estado actual.

  • Reforzar las acciones que realiza un usuario.

Cuando el usuario hace clic en “Pagar”, aparece brevemente una rueda giratoria antes de que la aplicación muestre el estado de éxito. La animación de marca de verificación hace que el usuario sienta que hizo el pago fácilmente.

  • Cambios de estado.

Otra ocasión propicia para agregar animación en el diseño son los momentos de cambio. Los cambios de estado del usuario (especialmente en la web) a menudo implican cambios bruscos, lo que puede dificultar su seguimiento. Estos momentos deben suavizarse agregando algo de animación a la interfaz de usuario.

  • Establecer conexiones

Las transiciones animadas deben actuar como intermediarios entre los diferentes estados de la interfaz de usuario, ayudando a los usuarios a comprender qué sucede cuando cambia el estado de la pantalla. El usuario simplemente sigue el movimiento y comprende cómo se relacionan los dos estados.

¿Cómo ayudará a mejorar el UX/CX?

Como ya se ha visto, existen diversas maneras de introducir la animación en el diseño de una web o una aplicación, siempre con el objetivo de conquistar al usuario. El uso de elementos de animación funcionales en el diseño brinda una experiencia única y aumenta la interactividad del uso de elementos de diseño.

La animación también puede crear un efecto de Gamificación con el producto. Ofreciendo una experiencia única de interacción, gracias a que la animación funcional unifica la marca y el producto en su conjunto.

Durante la interacción con el producto el usuario recibe constantemente información visual, por ello es muy importante que la animación coincida exactamente con la marca de la empresa y la refleje.

 

Fuente: Vector ITC

Fuente: Vector ITC

 

Es indispensable que la animación no tenga algo en común con la marca de un competidor o cualquier otra imagen que pueda confundirlo. Por lo tanto, es muy importante que a lo largo de la etapa de diseño de los wireframes se tenga en cuenta las posibles opciones que se pueden emplear e indicarlas esquemáticamente.

Este enfoque de diseño, junto con la animación funcional, proporcionará una mecánica única de interacción con el producto. Una transición bien pensada de la animación le da al usuario una idea clara de en qué punto vale la pena enfocar su atención, a la vez que se le dirige al siguiente paso utilizando una animación comprensible de manera asociativa.

De lo contrario, una aplicación de animación sin objetivos específicos y sin un valor definido, solo desperdicia el tiempo del usuario y lo distrae de la esencia del uso del producto.

No es el único elemento de diseño

Hasta ahora se ha demostrado los beneficios que puede ofrecer la introducción de animaciones en las páginas web, sin embargo, no son los únicos elementos de diseño que pueden ayudar a mejorar la relación del usuario con la marca.  La animación es solo una elegante adición al diseño general, no un reemplazo completo.

Por ejemplo, en acciones simples como iniciar sesión, presionar un botón o la apertura del menú, no es apropiado utilizar secuencias de comandos de animación muy complejos, ya que hace perder el tiempo al usuario y distraerlo del objetivo.

 

Fuente: Vector ITC

Fuente: Vector ITC

 

Cuando un usuario encuentra una interfaz desordenada con contenido inestable y animación que lo distrae, se siente incómodo y abandona el sitio web. Por lo tanto, al ofrecer al usuario varias oraciones animadas al mismo tiempo, se lleva al usuario a un estado de sobrecarga de información, que puede derivar una vez más en confusión y abandono.

Cada acción en la pantalla llama la atención, por lo que demasiado volumen de animación en un mismo lugar creará caos, es mejor centrarse en elementos prácticos que afectarán positivamente el comportamiento de los usuarios.

La unión con la Realidad Aumentada

A medida que se avanza hacia la fusión del mundo real y lo digital, la animación funcional se vuelve no solo deseada sino esencial. El desarrollo de aplicaciones móviles, es el panorama más destacado que se debe abordar por ahora, sin embargo, el panorama de la Realidad Aumentada (RA) no se queda atrás.

Esto se debe a que, donde algunos aspectos del diseño de aplicaciones móviles podrían ignorar las mejores prácticas de animación funcional, no pueden hacer con la RA.

El auge del movimiento y la representación espacial solo se volverán más prominentes e importantes a medida que se avance hacia el futuro. Por lo tanto, tener una comprensión sólida de por qué existe la animación funcional y como combinarla con nuevas tecnologías como la RA puede ayudar a los diseñadores a desarrollar nuevos elementos de manera que ayuden a los usuarios, generando confianza entre todas las partes y brindando una sensación de comodidad en el camino.

Conclusiones

La animación es una herramienta poderosa cuando se usa de manera sofisticada. Para ello, es necesario adoptar el movimiento desde el principio y pensarlo como parte natural del proceso de diseño, porque el diseño es más que solo una presentación visual. Como dijo Steve Jobs sobre el diseño:

“No es solo lo que parece y se siente. El diseño es como funciona. Reduce la carga cognitiva. Previene el cambio de ceguera y establece un mejor recuerdo en las relaciones espaciales.”

La animación funcional debe estar presente de manera comedida y servir como asistente de usuario, indicar aspectos clave de la interacción y acompañar de manera confiable en las diferentes etapas al os usuarios para lograr el objetivo.

Un diseño bien pensado junto con una animación funcional no debe obligar al usuario a pensar, sino que solo debe sugerir intuitivamente la siguiente etapa de interacción.